El aceite de canola es un aceite de origen vegetal que se encuentra en innumerables alimentos. Muchas personas han eliminado el aceite de canola de su dieta debido a preocupaciones sobre sus efectos en la salud y métodos de producción.

Sin embargo, es posible que aún se pregunte si es mejor usar o evitar el aceite de canola. Este artículo le dice si el aceite de canola es bueno o malo para usted.

¿Qué es el aceite de canola?

La canola (Brassica napus L.) es un cultivo de semillas oleaginosas creado a través del cruzamiento de plantas. Científicos de Canadá desarrollaron una versión comestible de la planta de colza que, por sí sola, alberga compuestos tóxicos llamados ácido erúcico y glucosinolatos. 

El nombre «canola» proviene de «Canadá» y «ola», que denota aceite.

aceite de canola

Aunque la planta de canola parece idéntica a la planta de colza, contiene diferentes nutrientes y su aceite es seguro para el consumo humano. Desde que se creó la planta de canola, los fitomejoradores han desarrollado muchas variedades que mejoraron la calidad de las semillas y llevaron a un auge en la fabricación de aceite de canola.

La mayoría de los cultivos de canola están modificados genéticamente (OGM) para mejorar la calidad del aceite y aumentar la tolerancia de las plantas a los herbicidas (1).

De hecho, más del 90% de los cultivos de canola que se cultivan en los Estados Unidos son OGM (2). Los cultivos de canola se utilizan para crear aceite de canola y harina de canola, que se usa comúnmente como alimento para animales.

El aceite de canola también se puede utilizar como combustible alternativo al diésel y como componente de artículos hechos con plastificantes, como neumáticos.

¿Cómo se hace?

Hay muchos pasos en el proceso de fabricación del aceite de canola.

Según el Canola Council of Canada, este proceso implica los siguientes pasos ( 3 ):

  1. Limpieza de semillas. Las semillas de canola se separan y limpian para eliminar las impurezas como los tallos de las plantas y la suciedad.
  2. Acondicionamiento y formación de escamas de las semillas : Las semillas se precalientan a aproximadamente 95 ℉ (35 ℃), luego se “descascaran” mediante molinos de rodillos para romper la pared celular de la semilla.
  3. Cocción de semillas. Los copos de semillas se cocinan mediante una serie de cocinas calentadas a vapor. Por lo general, este proceso de calentamiento dura de 15 a 20 minutos a 176–221 ℉ (80 ° –105 ° C).
  4. Prensado. A continuación, las hojuelas de semillas de canola cocidas se presionan en una serie de prensas de tornillo o expulsores. Esta acción elimina del 50 al 60% del aceite de las escamas, dejando el resto para ser extraído por otros medios.
  5. Extraccion solvente. Las hojuelas de semillas restantes, que contienen entre un 18 y un 20% de aceite, se descomponen aún más utilizando un químico llamado hexano para obtener el resto del aceite.
  6. Desolventizante. A continuación, se extrae el hexano de la pasta de canola calentándolo por tercera vez a 203–239 ℉ (95–115 ° C) mediante exposición al vapor.
  7. Procesando el aceite. El aceite extraído se refina mediante diversos métodos, como la destilación al vapor, la exposición al ácido fosfórico y la filtración a través de arcillas activadas por ácido.

Además, el aceite de canola convertido en margarina y manteca pasa por hidrogenación, un proceso adicional en el que se bombean moléculas de hidrógeno al aceite para cambiar su estructura química.

Este proceso hace que el aceite se solidifique a temperatura ambiente y extiende la vida útil, pero también crea grasas trans artificiales, que difieren de las grasas trans naturales que se encuentran en alimentos como productos lácteos y cárnicos (4).

Las grasas trans artificiales son perjudiciales para la salud y se han relacionado ampliamente con enfermedades cardíacas, lo que ha llevado a muchos países a prohibir su uso en productos alimenticios (5).

El aceite de canola es un aceite vegetal derivado de la planta de canola. El procesamiento de la semilla de canola involucra químicos sintéticos que ayudan a extraer el aceite.

Contenido nutritivo

Como la mayoría de los otros aceites, la canola no es una buena fuente de nutrientes.

Una cucharada (15 ml) de aceite de canola proporciona (6):

  • Calorías: 124
  • Vitamina E: 12% de la ingesta diaria de referencia (IDR)
  • Vitamina K: 12% de la IDR

Aparte de las vitaminas E y K, el aceite de canola carece de vitaminas y minerales.

Composición de ácidos grasos

La canola a menudo se promociona como uno de los aceites más saludables debido a su bajo nivel de grasas saturadas.

Aquí está la descomposición de ácidos grasos del aceite de canola (7):

  • Grasa saturada: 7%
  • Grasa monoinsaturada: 64%
  • Grasa poliinsaturada: 28%

Las grasas poliinsaturadas en el aceite de canola incluyen 21% de ácido linoleico, más comúnmente conocido como ácido graso omega-6, y 11% de ácido alfa-linolénico (ALA), un tipo de ácido graso omega-3 derivado de fuentes vegetales (8).

Muchas personas, especialmente las que siguen dietas a base de plantas, dependen de fuentes de ALA para aumentar los niveles de las grasas omega-3 DHA y EPA, que son fundamentales para la salud del corazón y el cerebro.

Aunque su cuerpo puede convertir ALA en DHA y EPA, las investigaciones muestran que este proceso es muy ineficiente. Aún así, ALA tiene algunos beneficios propios, ya que puede reducir el riesgo de fracturas y proteger contra enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2 (9), (10).

Es importante tener en cuenta que los métodos de calentamiento utilizados durante la fabricación de canola, así como los métodos de cocción a altas temperaturas como freír, tienen un impacto negativo en las grasas poliinsaturadas como el ALA.

Además, el aceite de canola puede contener hasta un 4,2% de grasas trans , pero los niveles son muy variables y, por lo general, mucho más bajos (11).

Las grasas trans artificiales son dañinas incluso en pequeñas cantidades, lo que llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a pedir la eliminación global de las grasas trans artificiales en los alimentos para 2023 (12).

Aparte de las vitaminas E y K, el aceite de canola no es una buena fuente de nutrientes. El aceite de canola puede contener pequeñas cantidades de grasas trans, que son perjudiciales para la salud.

Posibles desventajas

La canola es el segundo cultivo oleaginoso más grande del mundo. Su uso en alimentos continúa expandiéndose (13).

A medida que la canola se ha convertido en una de las fuentes de grasa más populares en la industria alimentaria comercial, ha aumentado la preocupación por su impacto en la salud.

Alto en grasas omega-6

Una desventaja del aceite de canola es su alto contenido de grasas omega-6. Al igual que las grasas omega-3, las grasas omega-6 son esenciales para la salud y realizan funciones importantes en su cuerpo.

Sin embargo, las dietas modernas tienden a ser extremadamente altas en omega-6, que se encuentran en muchos alimentos refinados, y bajas en omega-3 de los alimentos integrales, lo que provoca un desequilibrio que conduce a un aumento de la inflamación.

Si bien la proporción más saludable de ingesta de grasas omega-6 a omega-3 es de 1: 1, se estima que la dieta occidental típica es de alrededor de 15: 1 (14).

Este desequilibrio está relacionado con una serie de afecciones crónicas, como la enfermedad de Alzheimer, la obesidad y las enfermedades cardíacas (15)(16)(17).

La proporción de omega-6 a omega-3 del aceite de canola es de 2: 1, lo que puede no parecer particularmente desproporcionado (18).

Sin embargo, debido a que el aceite de canola se encuentra en muchos alimentos y es más alto en omega-6 que en omega-3, se cree que es una fuente importante de omega-6 en la dieta.

Para crear una proporción más equilibrada, debe reemplazar los alimentos procesados ​​ricos en canola y otros aceites con fuentes naturales de alimentos integrales de omega-3, como los pescados grasos.

Mayormente transgénicos

Los alimentos transgénicos han tenido su material genético diseñado para introducir o eliminar ciertas cualidades (19).

Por ejemplo, los cultivos de alta demanda, como el maíz y la canola, han sido modificados genéticamente para que sean más resistentes a herbicidas y plagas.

Aunque muchos científicos consideran que los alimentos transgénicos son seguros, abundan las preocupaciones sobre su posible impacto en el medio ambiente, la salud pública, la contaminación de los cultivos, los derechos de propiedad y la seguridad alimentaria.

Más del 90% de los cultivos de canola en los Estados Unidos y Canadá son transgénicos (20). Si bien los alimentos transgénicos han sido aprobados para el consumo humano durante décadas, existen pocos datos sobre sus posibles riesgos para la salud, lo que lleva a muchas personas a evitarlos.

Altamente refinado

La producción de aceite de canola implica altas temperaturas y exposición a productos químicos.

Considerado un aceite químicamente refinado, la canola pasa por etapas, como blanqueamiento y desodorización, que involucran tratamiento químico (21).

De hecho, los aceites refinados, incluidos los de canola, soja, maíz y palma , se conocen como aceites refinados, blanqueados y desodorizados (RBD). La refinación disminuye notablemente los nutrientes de los aceites, como los ácidos grasos esenciales, los antioxidantes y las vitaminas (22), (23), (24).

Aunque existen aceites de canola sin refinar y prensados ​​en frío, la mayoría de las canolas en el mercado son altamente refinadas y carecen de los antioxidantes que contienen los aceites sin refinar como el aceite de oliva virgen extra .

En su mayor parte, el aceite de canola es altamente refinado y transgénico. También es una rica fuente de grasas omega-6, que podrían contribuir a la inflamación si se consumen en exceso.

¿Puede dañar la salud?

Aunque el aceite de canola es uno de los aceites más utilizados en la industria alimentaria, existen comparativamente pocos estudios a largo plazo sobre sus impactos en la salud.

Además, muchos estudios sobre sus supuestos beneficios para la salud están patrocinados por la industria de la canola (25), (26), (27), (28), (29). Dicho esto, algunas pruebas sugieren que el aceite de canola puede afectar negativamente la salud.

Aumento de la inflamación

Varios estudios en animales relacionan el aceite de canola con un aumento de la inflamación y el estrés oxidativo. El estrés oxidativo se refiere a un desequilibrio entre los radicales libres dañinos, que pueden causar inflamación, y los antioxidantes, que previenen o retrasan el daño de los radicales libres.

En un estudio, las ratas alimentadas con una dieta de aceite de canola al 10% experimentaron disminuciones en varios antioxidantes y aumentos en los niveles de colesterol LDL «malo», en comparación con las ratas alimentadas con aceite de soja.

Además, la dieta del aceite de canola disminuyó significativamente la vida útil y provocó aumentos considerables en la presión arterial (30).

Otro estudio reciente en ratas demostró que los compuestos formados durante el calentamiento del aceite de canola aumentaron ciertos marcadores inflamatorios (31).

Impacto en la memoria

Los estudios en animales también indican que el aceite de canola puede afectar negativamente la memoria. Un estudio en ratones encontró que la exposición crónica a una dieta rica en canola resultó en un daño significativo a la memoria y aumentos sustanciales en el peso corporal (32).

En un estudio en humanos de un año de duración, 180 adultos mayores fueron asignados aleatoriamente a una dieta de control rica en aceites refinados, incluida la de canola, o una dieta que reemplazó todos los aceites refinados con 20-30 ml de aceite de oliva virgen extra por día.

En particular, aquellos en el grupo del aceite de oliva experimentaron una mejor función cerebral (33).

Impacto en la salud del corazón

Si bien el aceite de canola se promociona como una grasa saludable para el corazón, algunos estudios cuestionan esta afirmación. En un estudio de 2018, 2,071 adultos informaron con qué frecuencia usaban tipos específicos de grasa para cocinar.

Entre los participantes con sobrepeso u obesidad, los que solían usar aceite de canola para cocinar tenían más probabilidades de tener síndrome metabólico que los que rara vez o nunca lo usaban (34).

El síndrome metabólico es un grupo de afecciones (niveles altos de azúcar en sangre, exceso de grasa abdominal, presión arterial alta y niveles altos de colesterol o triglicéridos) que ocurren juntos, lo que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca.

Los hallazgos del estudio de 2018 contrastaron con una revisión financiada por la industria que relacionó la ingesta de aceite de canola con efectos beneficiosos sobre los factores de riesgo de enfermedades cardíacas, como el colesterol total y los niveles de colesterol LDL «malo» (25).

Es importante tener en cuenta que muchos de los estudios que sugieren los beneficios para la salud del corazón del aceite de canola usan aceite de canola menos refinado o aceite de canola sin calentar, no el tipo refinado que se usa comúnmente para cocinar a altas temperaturas (35), (36)(37), (38)(39)(40).

Es más, aunque muchas organizaciones de salud presionan para reemplazar las grasas saturadas con aceites vegetales insaturados como el de canola, no está claro si esto es beneficioso para la salud del corazón.

En un análisis en 458 hombres, aquellos que reemplazaron las grasas saturadas con aceites vegetales insaturados tenían niveles más bajos de colesterol LDL «malo», pero tasas significativamente más altas de muerte, enfermedad cardíaca y enfermedad de las arterias coronarias que el grupo de control (41).

Además, una revisión reciente concluyó que es poco probable que reemplazar las grasas saturadas con aceites vegetales reduzca la enfermedad cardíaca, la muerte por enfermedad cardíaca o la mortalidad general (42). Se necesita más investigación sobre el aceite de canola y la salud del corazón (43)(44).

Algunos estudios sugieren que el aceite de canola puede aumentar la inflamación y afectar negativamente la memoria y la salud del corazón. Sin embargo, se necesitan más estudios.

Aceites de cocina alternativos

Está claro que se necesita más investigación para comprender completamente cómo el aceite de canola afecta la salud.

Mientras tanto, muchos otros aceites brindan beneficios para la salud que están completamente respaldados por evidencia científica.

Los siguientes aceites son termoestables y pueden reemplazar el aceite de canola para varios métodos de cocción, como saltear.

Tenga en cuenta que las grasas saturadas como el aceite de coco son la mejor opción cuando se utilizan métodos de cocción a altas temperaturas, como freír, ya que son menos propensas a la oxidación.

  • Aceite de oliva. El aceite de oliva es rico en compuestos antiinflamatorios, incluidos los antioxidantes polifenólicos, que pueden prevenir las enfermedades cardíacas y el deterioro mental (45).
  • Aceite de coco. El aceite de coco es uno de los mejores aceites para cocinar a altas temperaturas y puede ayudar a aumentar el colesterol HDL «bueno» (46).
  • Aceite de aguacate. El aceite de aguacate es resistente al calor y contiene antioxidantes carotenoides y polifenoles, que pueden beneficiar la salud del corazón (47).

Los siguientes aceites deben reservarse para aderezos para ensaladas y otros usos que no impliquen calor:

  • Aceite de linaza. Los estudios demuestran que el aceite de linaza puede ayudar a reducir la presión arterial y disminuir la inflamación (48).
  • Aceite de nuez. El aceite de nuez tiene un rico sabor a nuez y se ha demostrado que reduce los niveles altos de azúcar y colesterol en sangre (49), (50).
  • Aceite de semilla de cáñamo. El aceite de cáñamo es muy nutritivo y tiene un sabor a nuez perfecto para cubrir ensaladas (51).

Existen muchos reemplazos efectivos para el aceite de canola. Los aceites tolerantes al calor, como los de coco y de oliva, se pueden utilizar para cocinar, mientras que los aceites de linaza, nuez y cáñamo se pueden utilizar en recetas que no implican calor.

Conclusión

El aceite de canola es un aceite de semilla muy utilizado en la cocina y el procesamiento de alimentos. Hay muchos hallazgos contradictorios e inconsistentes en la investigación del aceite de canola.

Si bien algunos estudios lo relacionan con una mejor salud, muchos sugieren que causa inflamación y daña la memoria y el corazón.

Hasta que se disponga de estudios más grandes y de mejor calidad, puede ser mejor elegir aceites que hayan demostrado ser saludables , como el aceite de oliva virgen extra.

Otros nutri artículos.

¡Nos leemos luego! – ellanutri.com

Etiquetado en:

, ,

Acerca del Autor

ellanutri

Ellanutri.com es un colectivo que actualmente escribe sobre nutrición, comidas saludables, dietas y sobre peso, esto con el fin de que cada lector pueda poner en practicas los tips acorde a los estilos de vida, necesidades y objetivos.

Ver Artículos